dimarts, 1 d’abril de 2008

Kurt Schwitters, la pintura merz

Kurt Schwitters
Merz 163, with Woman Sweating, 1920.

Collage de tempera, llapis, paper de diari i teixit sobre paper.
154,94 x 119,38 cm.
Solomon R. Guggenheim Museum.
© 2007 Artists Rights Society (ARS), New York/VG Bild-Kunst, Bonn.
[Imatge: Guggenheim Collection]



La Galería Leandro Navarro de Madrid exposa fins el 27 d’abril una vintena de collages de Kurt Schwitters (Hannover 1887 – Kendal 1948).

Per a tots aquells que davant dels seus collages ens preguntem cóm amb quatre deixalles va aconseguir fer obres tan plenes de sensibilitat i bellesa, res millor que les pròpies explicacions de l’artista:


Kurt Schwitters
, 1924/25
Fotografia d’ El Lissitzky
© VG Bild-Kunst, Bonn 2008
[Imatge: Sprengel Museum Hannover]


“Los cuadros que engloba la pintura Merz son obras abstractas. La palabra Merz significa esencialmente la reunión de todos aquellos materiales imaginables destinados a fines artísticos, así como, desde un punto de vista técnico, implica la propia valoración de cada uno de dichos materiales. La pintura Merz, por tanto, no sólo se sirve del color y del lienzo, de los pinceles, de la paleta, sino también de todos los materiales perceptibles y de todos los utensilios necesarios. Así pues, no tiene la menor importancia el hecho de que los materiales empleados hubieran servido o no para otros fines. La rueda del cochecito del niño, la red de alambre, el hilo de alambre y el algodón son elementos equivalentes al color. El artista crea por medio de la selección, distribución y composición de los materiales.

La composición puede aparecer gracias a la simple distribución de los propios materiales sobre la superficie. La composición aparece ligada a la tarea de compartimentar distintas zonas, así como a la torsión, cubrimiento o pitado de las mismas. En la pintura Merz, la superficie está constituida por la tapa de una caja, las cartas de la baraja o un recorte de periódico; la línea está configurada por hilos de alambre y trazos a pincel y lápiz; la transparencia la brindan la red de alambre, la pintura o bien un papel manchado con mantequilla; la suavidad proviene del empleo del algodón. La pintura Merz aspira a poseer una expresividad directa por medio de la reducción del camino que va desde la intuición a la visualización de la obra de arte.

Estas palabras deben facilitar la comprensión de mi arte a aquéllos que se hallan dispuestos a seguirme. Muchos no lo desearán. Éstos recibirán mis nuevas obras como siempre hicieron, cuando se mostró lo novedosos: con indignación y con ironía.”

Schwitters, Kurt. Die Merzmalerei (1919). A: Künstlerschriten der 20er Jahre. Recopilació d’Uwe M. Schneede, Colonia, Dumont. Traducció de l'alemany al castellà de Lourdes Cirlot a: Cirlot, Lourdes (ed.). Primeras vanguardias artísticas: textos y documentos. Barcelona: Labor, 1993. (Colección Labor. Nueva serie; 30). ISBN: 84-335-3530-7. Pàg. 113-114.


7 comentaris:

La Abutrí de Getafe ha dit...

Qué interesante Toronto!...De todas maneras he de darte las gracias,ya que me estas descubriendo y dando unos fines de semana geniales,así quién no disfruta Madrid,con tanta información...thank you darling,por tú cortesía.

Toronto ha dit...

Lo tuyo de acoger chez Abutrí la excursión La Sartén goes to Getafe si que es cortesía! Gracias!

Samedimanche ha dit...

Donde quedan los muebles de la Casa de Reposo??

La Abutrí de Getafe ha dit...

Madre mía Toronto!!.Tú ni caso que estas están cada día más locas(yo creo,entre tú y yo),que estas enpinan el codo a base de bién...
además cuiadado cón las fiesteras,que no veas,entre los hombres chupa-chups(no diré de quién),en cuanto lo lea ella ya sabrá y los cómics de adolescentes tipo kurt cobain,cada día monto un fiestón en mi casa...

Insonrible ha dit...

Toronto, que tu blog no es triste. Tiene su "clima" pausado(y a veces su clímax... depende del tema). Este artista, por ejemplo, no lo conocía. Ha resultado un clímax (en lugar de estrellitas podríamos poner Ces de Climax dependiendo del interés suscitado). Le doy 5 Cés.

Hip... Sí, otro por favor. Hasta el borde que no me voy a levantar del taburete en un rato... Hip...

sonja ha dit...

Toronto: tu ni cas, està molt bé el teu blog. Filant prim: crec que Schwitters (ho he escrit bé¿?) s'equivoca quan diu que l'obra d'art innovadora serà rebuda amb indignació i ironia. La ironia, que implica estar de tornada, encara no existía, més aviat seria amb sarcasme, que implica estar d'anada i amb ganes de tornar enrere... sense que es noti massa.

por cierto, miss abutrí, esperaremos hallar en sus dominios un bar con B a rebossar con doble S, las que haremos por sus pasillos mientras nos tengamos en pie. viva los hombres chupa chup forever! y mil gracias también le doy de mi parte por su franciscana hospitalidad.

Insonrible ha dit...

¡Hey Toronto!, te he copiado descaradamente y me he puesto el goear directamente en el blog. Así me evito hacer entradas "puntuales-musicales". Bona pensada la teva.