dilluns, 2 de novembre de 2009

L'art del cèrvol

És una fixació que m’acompanya quan viatjo per carretera i em creuo amb aquesta senyal de tràfic. Sempre recordo allò de Y qué arte la del ciervo en su marco triangular. Pertany a la cançó El lejano oeste, del grup Sr. Chinarro.

Lady Deer
The Straight Story (David Lynch, 1999)
[Foto: Lynchnet]

El lejano oeste. Sr. Chinarro.
A: El mundo según (CD, 2006). © Mushroom Pillow
Lletra d’Antonio Luque, amb música del mateix Luque, Jordi Gil, Pablo Cabra i Javier Vega.

En un dos caballos fuimos hacia Portugal. Una mano por delante y la otra por detrás. Al pasar por Huelva, por la sierra de El Rosal, encontraste tú unas setas, tú que eres catalán.
Y no eran venenosas, menos mal. La frontera entonces era de verdad.
Fue en Semana Santa, se rompió el acelerador. Y esperamos a la grúa junto a un sauce llorón. Yo estudié en segundo maquinarias y motores. Lo arreglaste con alambre y nos fuimos entre oles.
Por el vino tinto y la velocidad, adelante, dije entonces, nunca más. Campo, qué bonito el campo. Vamos con los niños y con las mamás.
Atrás los señoritos, las cornetas y tambores. Vimos toros que mugían a la muerte por las flores. Ole ahí.
Peligro indefinido advertía una señal. Y qué arte la del ciervo en su marco triangular.
Las mujeres pronto habían de llegar. Forasteros siempre, qué dificultad.
Campo, qué bonito el campo. Vamos con los niños y con las mamás.
Campo, qué bonito el campo. Vamos un domingo, otra vez será.
Ole ahí.

Musrow Pillow, l' actual discogràfica de Sr. Chinarro, treu a partir del 10 de novembre la reedició dels primers discos del grup amb el segell Acuarela i que estaven descatalogats: Sr Chinarro, Compito, El porqué de mis peinados, Noséqué-nosécuántos, La primera ópera envasada al vacío, Despídete del lago, Cobre cuanto antes i El ventrílocuo de sí mismo.

1 comentari:

Samedimanche ha dit...

Qué arte de canción!! Me ha convencido esta vez.