dilluns, 4 de gener de 2016

El monyo de Tippi


 Tippi Hedren
és Melanie Daniels
 a The Birds d'Alfred Hitchcock, 1963.


La ficha técnica de Los pájaros anuncia: "And introducing Tippi Hedren". Todo un programa esta "presentación" de la actriz a la que arañan los pájaros en el celuloide del filme, tan sensible como la fina piel de las rubias.
Esta entrada en materia insistente se completa con una característica narrativa: mientras que antes retrasaban su aparición, las rubias interpretadas por Tippi Hedren ocupan de entrada toda la escena, Melanie trotanto por las calles de San Francisco, Marnie apretando el paso en un andén de la estación (¿señales retóricas de un autor solícito con su criatura, impaciente por mostrarla al espectador, ávido por descubrirla, por conquistarla, ya debe a continuación felicitarse por ello o llevarse una desilusión?).
Sonrisa, soltura, favorecedor traje de chaqueta verde, conciencia de superioridad social (papá es propietario de un periódico local) y de sus cualidades físicas, Melanie, cuya estilizada silueta, a la manera de una nadadora cuyo crol iguala al de una sirena, hiende la realidad como si le perteneciera sin fisuras, luce un moño que imanta la mirada y provoca destellos: desatar, destrenzar, penetrar esta arquitectura capilar dorada mientras se sueña con acariciar los bucles que adornan el monte, algo más abajo, donde se curvan las bragas fetiche de Hitch. Una brizna de ironía sazona este placer de ser ella misma, que suscita celos alrededor: “Pasarme la vida bañándome desnuda en las fuentes”, dice como contrapunto a los rumores, animando a imaginarla deshaciendo ese moño espectacularmente íntimo. Pirueta inicial de Los pájaros. *


* Serge Koster
Las fascinantes rubias de Alfred Hitchcock 
Cáceres: Periférica, 2015.
ISBN: 978-84-16291-19-9,
p. 68-69.


[Foto © Universal Pictures/Sunset Boulevard/Corbis]

[TorontoTV: The Birds, Alfred Hitchcock, 1963]

3 comentaris:

Encarna Castillo ha dit...

Una rubia, dos rubias, tres rubias... ¡Hitchcock! Los moños de Tippy Hedren son puro glamour.

Enric H. March ha dit...

Un llibre necessari. Però jo hauria pagat diners per una vetllada amb Hitchcock!

Toronto ha dit...

Ay, Encarna, menuda pájara el personaje de Tippy... En un nido de garzas termina su moño!
Oh, Enric! Ens haurem de conformar amb el llibre de les sucoses converses de Hitchcock amb Truffaut!