dissabte, 27 de febrer de 2016

Escaparé en elefant


Representació d'El gat amb botes
The Elephant Man
(David Lynch, 1980)

“Más que deleitado, se le veía maravillado y presa de asombro. Estaba sobrecogido por lo que veía, completamente cautivado. El espectáculo lo dejó sin palabras, a tal punto que si le hablaban no prestaba atención. A menudo parecía faltarle el aliento […] [estaba] subyugado por un espectáculo que casi escapaba a su comprensión […] El esplendor y el alarde de medios lo impresioaron vivamente, pero creo que las damiselas del ballet aún dejaron mayor huella en su imaginación.”

 [...]


El paso del tiempo no logró menoscabar el embrujo de Joseph Merrick en las semanas que siguieron. Hablaba de la representación sin cesar, y revivía cada uno de sus efímeros momentos. Como si poseyera la capacidad de la fantasía propia de la niñez, decía Treves, cada aspecto del espectáculo era real a sus ojos.

“... el palacio era el hogar de los reyes, la princesa era de sangre azul, las hadas estaban tan fuera de duda como los niños de la calle, mientras que los platos del banquete eran sin duda de purísimo oro. No le gustaba hablar de ello como una obra de teatro, si no cual se tratara de la visión de un mundo verdadero.”

Así pues, la historia de la pantomima seguía viva para Joseph, aunque él ya no estuviera allí para presenciarla. “Me pregunto qué hizo el príncipe cuando nos marchamos”, le comentó a Treves entre una avalancha de preguntas. O: “¿Cree que aquel pobre hombre está aún en la mazamorra?"
Quizá hubo otras visitas al teatro para Joseph, si bien no existe confirmación al respecto, salvo una mención en The Times, escrita por Carr-Gomm, con motivo de la muerte de Joseph. Sin embargo, parece poco probable que nada de lo que viera después alcanzarse la intensidad de su primera experiencia en el teatro.*


* Michael Howel i Peter Ford. La verdadera historia del hombre elefante. Traducción de Eugenia Vázquez Nacarino. Madrid: Turner, 2008. ISBN: 978-84-7506-853-4, p. 208-211.

Fotografia: L'home elefant: el llibre de la pel·lícula. Barcelona: Diàfora, 1981. ISBN: 82-84-85.205-42-1, p. 64.

[Torontoràdio: Samuel Barber: Adagio for strings]




*** Celebrant el 35 aniversari de l'estrena a Espanya de The Elephant Man de David Lynch ***

2 comentaris:

Enric H. March ha dit...

Aquest me l'hauré de mirar sens falta. Personatge i pel·lícula m'acompanyen de fa 35 anys en aquesta barraca que és el meu imaginari.

Toronto ha dit...

Enorme i compartida barraca! Si hi reuníssim tots els personatges il·lustres de Bereshit i Toronto... quasi no hi cabríem! Hauríem de prohibir l'entrada als monstres, que, per descomptat, no són cap d'aquests personatges il·lustres!